Ambiseint Marketing Olfativo

Aromas

Los sentidos son utilizados por las diferentes estrategias de marketing para lograr que haya un mayor impacto en los consumidores al momento de idear una técnica. Por ello, hoy hablaremos sobre el marketing olfativo, el cual está tomando una gran tendencia en este último año y se ha convertido en una perfecta herramienta para atraer potenciales clientes. 

¿Qué es el marketing olfativo?

El marketing olfativo consiste en una estrategia de mercado que utiliza los olores, los aromas o las fragancias para crear una especie de relación entre los consumidores y una marca. Lo cual es posible gracias al sentido olfativo de nuestro organismo que tiene la capacidad de registrar con facilidad nuevas fragancias y a su vez la capacidad de recordarlas con mayores probabilidades que los elementos visuales. 

De hecho, una de las ventajas que tiene el marketing olfativo, es que a diferencia de los clásicos tipos de marketing visuales, los olores permiten crear sensaciones en las personas que pueden ser aprovechadas para crear un vínculo más fuerte entre una marca y sus respectivos consumidores.

Ventajas del marketing olfativo

Ahora que ya conocemos la definición de este tipo de marketing, ha llegado el momento de hablar sobre sus ventajas, las cuales son el verdadero motivo que impulsa a las empresas a utilizar esta herramienta y sacarle el mayor provecho posible. 

  1. Construye una marca única, los olores son una perfecta forma de clasificar o diferenciar las cosas, como ejemplo resaltamos los olores de las frutas, pues resulta poco probable que se confunda el olor de una manzana con el de una fresa, y viceversa. 

 

Motivo por el cual podemos decir que resulta una técnica de marketing que permite crear una marca única que se diferencia claramente de sus competencias, a través de los olores. 

 

  1. Atrae nuevos consumidores, a las personas les gusta vivir experiencias únicas y disfrutar mientras lo hacen, y estos son los fundamentos sobre los que se apoya el marketing olfativo, el cual busca que los consumidores vivan una experiencia al percibir la fragancia de su producto y esto promueve a que las personas se sientan cómodas y por consecuente atraigan a más consumidores.

 

  1. Su impacto es mucho más efectivo que el de otras técnicas de marketing, si bien hay un total de 5 sentidos, la realidad es que el sentido del olfato podríamos decir que es el más poderoso de todos, ya que no solo permite tener una identificación clara del elemento que emite el olor. 

 

Sino que además permite imaginarlo y relacionarlo con otras cosas, lo cual puede aprovecharse perfectamente en el mundo del marketing para aumentar el número de ventas y mejorar la relación entre el cliente y la marca.

 

  1. Mejora el ritmo de trabajo de los empleados, los beneficios del marketing olfativo no solo aplican para los consumidores de una marca, sino que además permite mejorar el ambiente laboral en el que se trabaja. Y probablemente te preguntes ¿Cómo es esto posible?, la respuesta la encontramos en la fragancia.

 

La cual permite que los trabajadores cuando la perciban, inmediatamente activen su modalidad de trabajo, e inconscientemente estimula a sus cerebros para indicarles que mientras haya ese olor deben trabajar. Además de que si se trata de una buena fragancia, el entorno olerá delicioso y permitirá que haya una mayor armonía. 


Se trata de una técnica ya aplicada, el marketing olfativo ya lleva años siendo aplicada en los mercados, para así generar sensaciones inolvidables en las personas que perciben su olor. Por ello, hoy en día hay profesionales que trabajan en la selección de un aroma que permite identificar una marca con facilidad. Y si quieres disfrutar del mejor asesoramiento en aromas2000 consigues todo lo que necesitas.