Aromas del Atlántico Marketing Olfativo

Aromas

El mundo de los negocios es mucho más que solo vender un producto, pues la realidad es que los empresarios deben armarse de una serie de técnicas que les permitan llegar con mayor facilidad a sus consumidores para así poder concretar una venta. 

Actualmente, son muchos los tipos de marketing que se puede emplear, y entre los más destacados nos encontramos con el marketing olfativo. Una estrategia infalible que juega con la capacidad recordatoria del ser humano para poder atraer a un cliente, incluso sin que él se dé cuenta. Si quieres conocerla te la explicamos a continuación.

¿Qué es el marketing olfativo?

Se le conoce como marketing olfativo, a la estrategia de mercado que busca llegar a los consumidores a través de olores o fragancias. Permitiendo así que una persona relacione claramente un olor con una marca y sus productos, y que así sienta la necesidad de comprarlos. 

Ahora, es muy probable que te preguntes: ¿Cómo una persona puede relacionar un olor con una marca?, la respuesta la encontramos en la mente humana, la cual suele utilizar los sentidos para clasificar las cosas que interactúan con nosotros, y que de esta manera podamos tener una referencia informativa sobre qué es. 

Lo cual, en pocas palabras quiere decir que utiliza el tacto, los sabores, los olores, los sonidos y las imágenes para clasificar las cosas, y lo más importante es que entre ellos las fragancias que emiten olores son las que más difícilmente se olvidan. Así que aprovechando esta capacidad recordatoria en las fragancias se puede llegar a los consumidores con mayor facilidad.

¿Por qué el marketing olfativo tiene tanto éxito?

Por lo general, las estrategias de marketing más conocidas implementan elementos visuales para atraer la atención de los consumidores, y de hecho estos elementos se han desarrollado tanto, que existen múltiples formas de que estos luzcan más llamativos para que las personas se fijen en ellos y de cierta manera sea fácil recordarlos.

Sin embargo, cuando hablamos de la capacidad recordatoria visual, hablamos de una capacidad que tan solo tiene un 5% de probabilidades de ser efectiva, ya que las personas vemos tantas cosas en el día a día que recordarse de algo que se vio hace tiempo puede ser un poco difícil.

Ahora bien, en el caso de las fragancias o los olores esto es diferente, porque la capacidad recordatoria olorosa de nuestro cuerpo, tiene un índice recordatorio de hasta un 35%. Así que hay mayores posibilidades de que una persona relacione un olor con una marca que una imagen. 

¡Esto no es una técnica nueva!

El marketing olfativo lleva años siendo aplicado en los mercados, y ha conseguido muy buenos resultados, porque cuando una empresa consigue caracterizarse por un olor en específico, puede lograr que los consumidores se recuerden fácilmente de la marca. 

Por ejemplo, hacemos mención de la famosa empresa de cafés, Starbucks, quienes actualmente utilizan el marketing olfativo para tener un impacto mayor en sus consumidores.

La forma en la que lo aplican es la siguiente: estos impregnan todos sus locales con una fragancia de café, muy parecida a la del olor de sus productos. Así que cuando a penas los consumidores ingresan a un establecimiento, perciben este delicioso olor que les impulsa inconscientemente a comprar uno de sus productos. 

Consigue el mejor asesoramiento

A pesar de que el marketing olfativo parezca cosa sencilla, realmente es más complicado de lo que parece y de hecho su aplicación debe realizarse con cuidado ya que si no se trabaja adecuadamente, entonces la fragancia que use una marca para identificarse no será correcta. Así que si quieres asesoramiento profesional sobre este tipo de marketing ingresa a la página principal de aromas2000.