CARACTERÍSTICAS Y VENTAJAS DE LOS DISPENSADORES DE JABÓN

CARACTERÍSTICAS Y VENTAJAS DE LOS DISPENSADORES DE JABÓN

25/12/2017

Los dispensadores de jabón descartan la posible transmisión de gérmenes que se puede ocasionar por el intercambio de manos del jabón de mano. Normalmente, en los baños públicos, solemos encontrar estos dispensadores situados en las paredes donde introducimos la bolsa de gel líquido. Cuando este se termina, se puede cambiar fácilmente.

Estos dispensadores son artículos pensados para proporcionar la cantidad de gel exacta para poder asearte las manos sin muchos esfuerzos. Y, si se decide por utilizar los dispensadores automatizados, estos son incluso mejores pues no tiene que preocuparse por la forma en que se vierte el gel.

Este tipo de productos resultan idóneos para ser utilizados en los baños y las cocinas de nuestros hogares pues permiten tener controlado el jabón y evitar así posibles derrames.

Estos dispensadores han sufrido innumerables modificaciones gracias a los nuevos avances en el sector.

Ventajas de los dispensadores de jabón

Además de los dispensadores de gel tradicionales, en los que se precisa pulsar el botón para que se produzca el vertido del gel, existen actualmente los dispensadores de jabón automatizados que vierten directamente el gel sin necesidad de pulsar, simplemente colocando las manos debajo del mismo.

Los dispensadores manuales, además de ser más sencillos y no necesitar pilas para su funcionamiento, son más económicos y adaptables a cualquier espacio.

Sin embargo, los dispensadores de gel automatizados, que actúan a través de un detector-presencia que se ocupan de echar la porción de gel idónea, son más limpios al no tener que pulsar un botón.

La cantidad de gel que deseamos en cada vertido se puede programar. Estos dispensadores son más costosos puesto que, a diferencia de los tradicionales que utilizan la corriente, necesitan pilas.

Los dispensadores deben estar diseñados de la mejor manera para intentar evitar que se produzcan vertidos innecesarios, derrames y deslizamientos en su utilización. Los automáticos deben estar fabricados de manera que, al colocar las manos debajo de este, este vierta la cantidad idónea en las mismas.

***Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información